Blog | Foro


1971: la historia

Lo prometido es deuda. Anunciábamos en nuestra página de ayer dedicada al año 1970 un especial dedicado a Tony Ronald, quien además de su faceta de productor de numerosos grupos de éxito de la época, brilló con luz propia como cantante. Y es precisamente en 1971 cuando este holandés errante (su verdadero nombre es Siegfried Anthonius den Boer Kramer) alcanza la cima de su éxito con un tema claramente inspirado en otro homónimo de los Beatles y que se ha convertido en un clásico más de la producción setentera en este país.

Tony recala en España a principios de los sesenta, se ubica en Barcelona y forma varios grupos, Kroners, Tony and Charlie (sí, el de La yenka) y su primera banda, sin resultado alguno. Ya en solitario , y como Tony Ronald (curioso, a pesar de vivir en la ciudad condal, de llevar por apellido artístico Ronald y el oficial Den Boer, no se le conoce relación alguna con el Barça), registra en vinilo de 45 rpm la primera versión en español de Superstar, tema central de la ópera rock. Con esta producción logra entrar en las listas de éxito envuelto en la agria polémica que acompañó a todo lo relacionado con Jesucristo Superstar hasta bien entrados los ochenta. En 1971 se presenta al Festival del Atlántico que se celebraba en la localidad tinerfeña de Puerto de la Cruz con una composición de Daniel Vangarde. La pieza, que no era otra que Help, se lleva los dos primeros premios (el de la crítica y el de interpretación) y catapulta al bueno de Siegfried a la cúspide de la fama. A partir de ese momento, año tras año, y alternando su faceta de productor de artistas como Los Diablos, Miguel Gallardo, Los Amaya, Dyango o Alicia y Nubes Grises, fue sacando consecutivos números uno en las listas, canciones como Dejaré la llave en mi puerta, I love you baby, Lady Banana, Angelina o Melodía Desencadenada.

Help se mueve en una ingenua ambigüedad emanada de la incógnita que produce el desconocimiento de quién es el receptor o receptora de la desesperada y, no obstante, bastante lúdica llamada de auxilio en cuestión. ¿Él o ella? Lo cierto es que da igual, porque en principio lo que se pide es una ayuda de carácter fraternal para olvidar un amor de esos más bien malvados e imposibles. Pero busquemos algo picante entre tanta verdura guisada. Pongamos por caso que el interlocutor del descorazonado Tony es una chica (o un chico en versión gay-glam muy de moda en otras latitudes por aquel entonces), amiga desde (la) niñez y todo lo que ustedes quieran, pero chica al fin y al cabo. ¿No estaríamos, pues, ante una tirada de tejos muy bien disimulada? “Esta noche contigo voy a salir, rey de este mundo me quiero sentir”, ¿y por qué no sale solo o en pandilla? Además, nos encontramos nuevamente con los equívocos producidos por el chapurreo guiri del idioma de Galdós con resultado de que uno cree que se dice lo que parece que se quiere decir, aunque realmente se diga otra cosa. A ver, “ya pasé días tristes, ahora cambié, su compañía me hará un gran bien”, ¿la compañía de quién?, ¿por qué se pasa el rato hablándole a su amigo-amiga en segunda persona y de repente se salta a la tercera sin rozar siquiera el embrague? ¿Qué tipo de bien espera el muchachito? ¿Es otro de los tantos misterios por resolver de la canción del verano española? ¿Ganaría Franco unas elecciones democráticas? ¿Sospechaban Julio Iglesias e Isabel Preysler lo que les deparaba el destino?

Lo único realmente contrastado es que, dijese lo que quisiese decir la canción, su carisma y arreglos de trompeta han pasado a la historia del pop uno grande y libre como ejemplo a seguir. A fin de cuentas, nadie le pide a una canción del verano que diga cosas coherentes, filosóficas, eruditas o elaboradas. Mejor que no diga nada, que sirva de mero adorno al ritmo y a la intención, y a ser posible con espasmos onomatopéyicos en lugar de palabras. En este sentido hay que reconocer que Help, comparada, por ejemplo, con el La, la, la de MassielSerratDúo Dinámico es toda una exhibición de elocuencia. Y tampoco vamos a ser aquí tan tiquismiquis.

  1.  
    1 julio, 2007 | 8:59 pm
     

    […] 1971: Help! (Get me some help)-Tony Ronald […]

  2.  
    Daniel TOMEY
    19 abril, 2012 | 1:19 am
     

    Hola desde Francia,

    Veo que hablan del festival Internacional del Atlantico 1971,
    Y lo que no saben quizas es que yo fuy Segundo premio en ese
    Festival, representando a FRANCIA con mi cancion :
    “Je Ne Peux La Rayer” Musica y letra mia.
    Y obtuve el premio del publico tambien

  3.  
    Daniel TOMEY
    19 abril, 2012 | 1:24 am
     

    (No se si esto continua pero salto el final de mi mensage)

    Mi disco de este Festival salio en el sello MARFER y todabia està en venta en España.

    Espero haberles ayudado un poco. Suerte a todos

    Daniel TOMEY

Lo siento. Los comentarios están cerrados.