Blog | Foro


1986: la historia

1986 se estrenó con un mal presagio para la nueva música española. El fallecimiento del alcalde socialista de Madrid, Enrique Tierno Galván, uno de los principales valedores de la Movida madrileña, causó un profundo estupor en el sector, y a pesar de que el fenómeno gozaba entonces de una excelente salud, la muerte del viejo profesor ha quedado como referencia simbólica de la cúspide del movimiento y del inicio de su declive. Acontecimientos como la catástrofe nuclear de Chernóbil, la explosión de la nave espacial Challenger pocos segundos después de despegar, el fin de la dictadura de Marcos en Filipinas (y de la colección de zapatos de su esposa, Imelda), el asesinato de Olof Palme, el referéndum sobre la OTAN (que, aunque de entrada, no; de permanencia, sí que sí), de las sanciones internacionales contra Sudáfrica por el apartheid, la designación de Barcelona como sede de los Juegos Olímpicos de 1992 o de la dimisión de Manuel Fraga como presidente de Alianza Popular marcaron un año que en el terreno de la canción del verano, que es lo nos ocupa, estuvo dominado por un trío aragonés que decidió retomar el estilo agro-golfo de mediados de los setenta, un tanto olvidado por cierto, para constituirse en relevo de los Desmadre 75, La Charanga del Tío Honorio y demás fauna del cachondeo musical premeditado.

Quizás fuese una reacción al modernismo imperante o una simple vocación de juerguistas sin tino, lo cierto es que esta revitalización de la canción coñona con claros tintes comerciales (nada que ver, por supuesto, con la larga tradición de juglaría irónica y casi de culto que atesoraba este país con gente como Javier Krahe) tuvo no sólo éxito, sino además desarrollo y continuación en combos como La Trinca o Zapato Veloz. No obstante, la historia de Puturrú de Fuá se remonta a un tiempo muy anterior a éste en el que logran el cetro del estío. El grupo nace en el año 1978, en su clásico formato de trío, integrado por Juan Manuel Labordeta, Curro Fatás y Pepe Gros. Actúan en distintas localidades de Aragón, Madrid y Cataluña, siempre en la línea del humor y el chou hispano-butifarra. A finales de 1978 protagonizan un especial del televisivo Popgrama y ya en 1979 cuentan con un LP. En 1984, Puturrú ya es suficientemente conocido y está lo bastante rodado como para que su discográfica se plantee un lanzamiento a lo grande. Ese año graban su segundo larga duración Puturrú de Fuá no es una nueva marca de fuagrás y en el 85 es destacado por la revista Show Press como el grupo de humor más contratado del país.

Al año siguiente, éste mismo que les narramos, graban el que será su primer disco de oro, Ni fu ni fuá, algunos de cuyos singles, (Caca, Porcelana china o Los chicos de Plan, con No te olvides la toalla cuando vayas a la playa a la cabeza) alcanzarán los primeros puestos en las listas de éxito de España y Latinoamérica (en EEUU y UK no por razones obvias). Durante los próximos cuatro años grabarían tres elepés (Menage a truá, Te has hecho pis y Úsame y tírame) y realizarían giras por España y el extranjero mayormente subdesarrollado (Italia, Grecia y Turquía). Tras el abandono del trío de Pepe Gros, y tras dos años sabáticos Juan Manuel Labordeta y Curro Fatás optan por continuar su carrera como dúo bajo el nombre artístico de De Fuá hasta que deciden, en el verano del 95, retomar el nombre artístico Puturrú de Fuá con el que se presentan con éxito en Zaragoza durante las Fiestas del Pilar. Y luego, la nada.

La Movida, por su parte, ya convertida en una pieza más de la maquinaria industrial, seguía a lo suyo. Mientras unos se incorporaban (Aerolíneas Federales, Bill Sticker y Los Perseguidos, La Coartada, Desperados, Los Enemigos, Gatos Locos, Heroica, Martirio, Mercedes Ferrer, The Nativos, El Pecho de Andy o Toreros Muertos), otros, como Golpes Bajos, arrojaban la toalla o se disolvían para dar luz a nuevos proyectos. Todo parecía indicar que lo mejor de aquella revolución ya había pasado, y que sólo quedarían quienes habían sido capaces de traducir sus inquietudes trasgresoras en éxitos de ventas. La nueva ola de base estaba irremisiblemente tocada.

  1.  
    1 julio, 2007 | 10:12 pm
     

    [...] 1986: No te olvides la toalla cuando vayas a la playa – Puturrú de Fuá [...]

Lo siento. Los comentarios están cerrados.