Blog | Foro


¡Que dolor!

¡Que dolor! – Raffaella Carrá

1982

Tengo una amiga,
Tengo una amiga,
Que su marido
Se queda mucho en casa,

El pobrecito,
Está malito,
No tiene fuerzas por eso no trabaja.

Y así mi amiga,
Cada mañana,
Madruga mucho
Y se marcha a la oficina.

Pero una tarde
Que se encuentra mal,
Regresa pronto
Para descansar.

Y se encuentra una mujer,
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!
Dentro de un armario;

¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!
Y se encuentra una mujer,
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!
Dentro de un armario.

¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!

Y el cara dura
Le dice que le deje que explique
Que sintió mucho frío
Y que ha llamado al doctor,
Y que después de mirarle
Le extendió su receta,
Le dejó a la enfermera
Que le dé calor.
Y así mi amiga,
A su marido,
Desde ese día
Le encarga de la casa,
Lava la ropa,
Se va a la compra,
Y a mediodía prepara la comida.

Después la espera,
Pero mi amiga,
Regresa tarde,
Cuando le viene en gana.

Desde esa tarde
Que estaba tan mal,
Y su marido la quiso engañar.

Porque tenía una mujer,
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!
Dentro de un armario;
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!

Porque tenía una mujer,
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!
Dentro de un armario.
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!

Y el cara dura quería
Que mi amiga creyera
Que sintió mucho frío
Y que vino el doctor,

Y que después de mirarle
Le extendió su receta,
Le dejó a la enfermera
Que le dé calor.

Porque tenía una mujer,
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!
Dentro de un armario;
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!
Porque tenía una mujer,
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!
Dentro de un armario.

¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!

Y el cara dura quería
Que mi amiga creyera
Que sintió mucho frío
Y que vino el doctor,

Y que después de mirarle
Le extendió su receta,
Le dejó a la enfermera
Que le dé calor.

¡Ay! ¡Ay! ¡Ay-ay!
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!

¡Ay! ¡Ay! ¡Ay-ay!
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!

Una mujer en el armario.
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!
¡Ay! ¡Ay! ¡Ay-ay!

¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!

Y el cara dura quería
Que mi amiga creyera
Que sintió mucho frío
Y que vino el doctor,

Y que después de mirarle
Le extendió su receta,
Le dejó a la enfermera
Que le dé calor.

¡Ay! ¡Ay! ¡Ay-ay!
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!

¡Ay! ¡Ay! ¡Ay-ay!
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!

Una mujer en el armario.
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!

¡Ay! ¡Ay! ¡Ay-ay!
¡Qué Dolor! ¡Qué Dolor!

Y el cara dura quería
Que mi amiga creyera
Que sintió mucho frío
Y que vino el doctor,

Y que después de mirarle
Le extendió su receta,
Le dejó a la enfermera
Que le dé calor.

  1.  
    14 febrero, 2008 | 5:09 pm
     

    […] por nombrar sólo algunos: ‘Fiesta’, ‘En el amor todo es empezar’, ‘¡Qué dolor!’, ‘Rumore’ ‘Hay que venir al sur’, ‘Máma, dame cien pesetas’ […]

Lo siento. Los comentarios están cerrados.